Al fin he encontrado la distro perfecta para mí: Manjaro

manjaro

#1

Durante mucho tiempo he ido dando bandazos entre diferentes distribuciones. Cada una tenía sus ventajas e inconvenientes y acaba por no estar a gusto en ninguna.

Normalmente me movía entre Debian Testing, Arch y alguna derivada de Ubuntu y como escritorio KDE. Si bien he pasado un año con Elementary OS bastante contento, al final acabó por «aburrirme» pues la nueva versión no aportó nada realmente nuevo. Ojo, que me sigue pareciendo una buena distribución dónde todo lo que tiene funciona, pero hay que no tiene :slight_smile:

En cuanto a Debian Testing, es que KDE en esta distro (diga lo que diga @Razlobo) se limita a «funcionar», pero se nota que no es el escritorio por defecto y al final notabas que faltaban cosas, sobretodo en temas de integración. La instalación por defecto no trae una buena colección de software y configuración acorde y toca hacerlo manual.

Por otro lado, cuando llegaba la época de congelación dejas de recibir actualizaciones hasta el lanzamiento de la estable salvo que te arriesgues a meter SID.

En cuanto Arch, he decir que disponer de el software actualizado y del enorme AUR dónde encontrar TODO me enamoró, pero la instalación tan tosca y que te deja el sistema pelado no me terminaba de convencer. Si a esto le añadimos que una actualización no debidamente probada te podía dejar sin X pues…

Estas dos distros además rehuyen de añadir aplicaciones de ayuda adicionales para instalar drivers o configurar otros aspectos del sistema que no incluyen los entornos de escritorio.

Finalmente Ubuntu crea ese amor-odio en el cual todo funciona bien, tienes miles de tutoriales y software relativamente actualizado hasta que finalmente acaba lleno de ppas de paquetes basura, Kubuntu directamente petardea por todos lados y encima tienes que, o quedarte en las LTS con software antiguo o jugártela cada 6 meses en una actualización que no sabrás como va.

Hasta que me encontré Manjaro, una distro dónde KDE está como escritorio por defecto, con el maravillo instalador Calamares, varias aplicaciones de de configuración de la distribución (la gestión de drivers es muy buena), aplicaciones actualizadas cada semana dónde Ach hace de conejillo de indias y si todo va bien llega a Manjaro, el poderoso AUR, una buena colección de software instalada por defecto, genial soporte para distintos kernels…

Llevo 3 semanas y dudo que lo cambie.


#2

Yo también la estoy probando, pero en vm, de hecho, estoy testeando fedora, suse y manjaro, todas con kde. Estoy haciendo scrips de instalación para poder migrar de una a otra de forma más sencilla.


#3

[…]

En cuanto a Debian Testing, es que KDE en esta distro (diga lo que diga
@Razlobo http://foro.hacklabalmeria.net/users/razlobo) se limita a
«funcionar», pero se nota que no es el escritorio por defecto y al final
notabas que faltaban cosas, sobretodo en temas de integración. La
instalación por defecto no trae una buena colección de software y
configuración acorde y toca hacerlo manual.

Por otro lado, cuando llegaba la época de congelación dejas de recibir
actualizaciones hasta el lanzamiento de la estable salvo que te
arriesgues a meter SID.

Dejando a un lado que Sid tiene fama y después, nada de nada (alguna
vez, muy contada), nunca he dicho que KDE Plasma venga pulido en Debian.
Viene… tal cual, sin ninguna personalización.

Con lo cual, lque dices es cierto total, a mi no me incomoda pero es
cierto que hay usuarios más críticos.

[…]

Finalmente Ubuntu crea ese amor-odio en el cual todo funciona bien,
tienes miles de tutoriales y software relativamente actualizado hasta
que finalmente acaba lleno de ppas de paquetes basura, Kubuntu
directamente petardea por todos lados y encima tienes que, o quedarte en
las LTS con software antiguo o jugártela cada 6 meses en una
actualización que no sabrás como va.

En el portátil de mi padre -que uso en usufructo- tenía Linux Mint. Hace
un par de semanas me empeñé en actualizar (pasar de 17.2 a 18) y…
¡madre mía, vaya infierno! Cuando he actualizado Debian, jamas he tenido
tantos problemas. Se nota que es derivada de Ubuntu.

Hasta que me encontré Manjaro, una distro dónde KDE está como escritorio
por defecto, con el maravillo instalador Calamares, varias aplicaciones
de de configuración de la distribución (la gestión de drivers es muy
buena), aplicaciones actualizadas cada semana dónde Ach hace de
conejillo de indias y si todo va bien llega a Manjaro, el poderoso AUR,
una buena colección de software instalada por defecto, genial soporte
para distintos kernels…

Llevo 3 semanas y dudo que lo cambie.

Pues parece que es la opinión dominante sobre los que prueban Manjaro,
ya eres la segunda persona que me lo dice (de mis círculos de amigos y
conocidos).

En el canal de KDE Cañas y Bravas hablan muy bien de ella y, en los
últimos días también de Maui:

Basada en KDE Neon, que a su vez se basa en Kubuntu LTS, que a su vez se
basa en Ubuntu LTS, que a su vez se basa en Debian. (¡Uff, que largo!).

Por mi parte, estoy dándole un vistazo a Netrunner Desktop, que esta
basada en Debian estable pero con los paquetes de KDE actualizados:

http://www.netrunner.com/

La he probado en una MV y no me ha disgustado.

En cualquier caso, que sepas que Manjaro es lo que utilicé para mi
presentación de 20 años de KDE, ejecutándose desde un USB. Lo único que
no me gusta es que es muy verde. :^)

En fin, bienvenido de vuelta al redil KDEero @MiguelAngelLV.

Salud y Revolución.

Lobo.


#4

Pues tras otros meses, solo vuelvo a reafirmar mi postura: Distro perfecta para mi persona.

Durante estos meses he ido recibiendo las actualizaciones cada poco (1-3 semanas dependiendo de lo delicado que sea el paquete) sin tener que preocuparme de nada. Actualizo sin miedo.

Cuando sacan una versión nueva de la distro los que la tenemos instala ya estamos actualizados sin hacer nada.

De hecho, hasta he podido crear mi propio paquete para AUR en segundos y así no tener que preocuparme después queden «ficheros basura» de alguna app, aunque ya es difícil encontrar alguna aplicación que no esté en los AUR.

Simplemente, estoy encantando.